Skip navigation
Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://uvadoc.uva.es/handle/10324/10171
Título: The education, occupation and employment opportunities of town planning in Germany
Autor: Schubert, Dirk
Editor: Ediciones Universidad de Valladolid
Año del Documento: 1995
Documento Fuente: Ciudades: Revista del Instituto Universitario de Urbanística de la Universidad de Valladolid, 1995, N.2, pags.73-85
Resumen: La ponencia tiene dos argumentos centrales: la descripción de la actual estructura del segundo ciclo de estudios de la carrera en Urbanística y Planeamiento, Hauptstudiurn Stadtebau/Stadtplanung, en el ejemplo de la Universidad técnica de Hamburgo-Harburg, y un cuadro de los actuales problemas estructurales que sufren las ciudades alemanas, con algunos rasgos comunes con los otros países europeos y con otros especificos: las exigencias derivadas del proceso de la reunificación nacional y la demanda política de un nuevo tipo de planeamiento, junto al rechazo y a la dificultad de la discipllina para adaptarse a estos cambios.El profesor Dirk Schubert desarrolla estos temas refiriéndose a los problemas centrales de la disciplina urbanística alemana y europea, como marco de las consideraciones apoyadas sobre la afirmación de la actualidad de la cultura urbanística espacial, la consideración del valor del proyecto como centro de su metodología educacional y profesional, junto con la confirmación de la validez del planeamiento como medio para la compensación y la democratización social. Empieza con una rápida reconstrucción del desarrollo histórico de la identidad disciplinar, académica y profesional de la urbanística en Alemania, hasta llegar a la reciente afirmación de su autonomía. El urbanismo ha sido materia opcional en las carreras de arquitectos e ingenieros civiles, y, en los años veinte, una especialización dentro de éstas. Sólo al final de los años sesenta se superaron los prejuicios hacia el planeamiento, considerado colectivista y dictatorial, por la confianza en su utilidad para proveer las estructuras espaciales de apoyo a los cambios planteados según la política económica de inspiración keynesiana, lo que apoyó el nacimiento de cursos de grado y postgrado en Urbanística y Planeamiento, concretados en los años setenta, y que han ido evolucionando hast la estructura presente. Las carreras en Alemania no están estandarizadas y el plan de estudios es personal. lA repartición de la estructura de los estudios en dos secciones es general La primera es de aprendizaje básico, con carácter sistemático, y es llamada Vordiplom, según el nombre del título logrado a su cumplimento; su valor es simplemente el acceso al ciclo sucesivo. La graduación en un politécnico tiene una equivalencia con este nivel de titulación, pero que difiere en cada caso. La segunda sección, Hauptstudium, es de tres años, con asignaturas, de corte teórico y metodológico y carácter problemático, y da acceso a la graduación. El plan de estudios de esta segunda sección -ver la ilustración- es abierto, con una cuota de asignaturas optativas, Wahlfach, creciente cada año y, según el profesor Schubert, su elemento central es la asignatura de Projekt, study proyect en inglés. Ésta se diferencia de la asignatura tradicional de las escuelas de arquitectura porque está enfocada como ejercicio sobre problemas prácticos construidos a través de una fase analítica y de una conceptual, y con una componente teórica caracterizada por la conjunción de distintas disciplinas a lo largo de todo el trabajo. Su papel es, por un lado, la orientación sobre la complejidad y dificultad del proceso del proyecto, la necesidad de organización y el futuro entorno de trahajo; y por otro el ejercicio sobre las correspondientes necesidades de acercamiento multidisciplinar, la necesidad de organización conceptual y la obligación del trabajo en equipo. El estudiante tiene un gran margen de responsabilidad en la elección del "tema" de proyecto, con un profesor titular de coordinador de cada uno, aunque no siempre se consiga un seguimiento constante. Pero el problema subrayado es la sobrecarga del plan de estudios con asignaturas sin integración y sin una organización por prioridades. El otro argumento sobresaliente del articulo está en el diagnóstico de los problemas que pesan sobre la enseñanza actual de la urbanística. Subraya algunos problemas individuales: el alargarse de la carrera real, el empleo a tiempo parcial de un número creciente de estudiantes (sea para auto financiarse los estudios -un rasgo típico del perfil del estudiante del norte de Europa que marca una importante diferencia respecto a españoles o italianos- o porque esta titulación es considerada una ulterior especialización después de la graduación). Además, la oferta de empleo es, cada vez más a menudo, de tipo temporal. Pero el profesor Schubert se centra especialmente en cuestiones más generales, como los problemas económicos, sociales, físicos y administrativos de las ciudades -interesante la referencia a la interpretación tripartita de la ciudad hecha por Hausermann y Siebel- que en sus rasgos generales son comunes a las tendencias de otros países europeos, pero con la particularidad del impacto de los procesos consecuentes a la reunificación alemana. Después del "boom" y de la crisis sucesiva, la situación actual presenta un fenómeno general de diferenciación de los instrumentos: nuevas culturas urbanísticas en formación que consideran la necesidad de trabajar con objetivos dependientes de la perspectiva y de ofrecer soluciones alternativas -en armonía con el desarrollo de modelos abiertos de participación y cooperación-, de detectar tempranamente los conflictos para evitar tener que parar y luego repetir el costoso trabajo de redacción del planeamiento, tan cuestionado también su naturaleza como actividad exclusivamente pública. El profesor Schubert se pregunta entonces sobre la capacidad del planeamiento fundada en la visión espacial- de enfrentarse a procesos de polarización cuyo origen es el estado de las relaciones sociales y económicas; y si la falta de solidaridad no será una consecuencia obligada de los actuales planteamientos políticos en materia fiscal y económica, producidos por la debilidad de referencias ideológicas desarrolladas en el presente. Las críticas al refugio en el planeamiento de las ciudades patrimonio artístico, en el pragmatismo o en la descarga de las responsabilidades sobre los políticos y economistas, son interpretadas como renuncias al papel activo propio de la urbanística. Otra cómoda y brillante coartada intelectual -que oculta una actitud de resignación e impotencia- es, por ejemplo, la instrumentalización, banal y fuera de su contexto, realizada sobre el pensamiento de Habermas. Etiquetadas como "Nueva complejidad", las paradojas del desarrollo presente, la no simultaneidad, la coexistencia de ámbitos sociales, estilos de vida y redes informales, los fenómenos de modernización y aparente atraso, pueden subsistir sin más explicaciones y sin comprometer a la intervención quien las observe. La reacción a estas actitudes es necesaria, y el papel de las universidades es fundamental en la reflexión sobre el ejercicio de la profesión del urbanista, evitando caer, concluye el profesor Schubert, en el antiguo y superado debate entre generalistas y especialistas.
Materias (normalizadas): Urbanismo
ISSN: 1133-6579
Version del Editor: https://revistas.uva.es/index.php/ciudades/article/view/1795
Idioma: spa
URI: http://uvadoc.uva.es/handle/10324/10171
Derechos: info:eu-repo/semantics/openAccess
Aparece en las colecciones:Ciudades - 1995 - Num. 02

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción TamañoFormato 
CIUDADES-1995-2-EDUCATION.pdf2,78 MBAdobe PDFThumbnail
Visualizar/Abrir

Este ítem está sujeto a una licencia Creative Commons Licencia Creative Commons Creative Commons

Comentarios
Universidad de Valladolid
Powered by MIT's. DSpace software, Version 5.5
UVa-STIC