Skip navigation
Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://uvadoc.uva.es/handle/10324/10172
Título: L¿enseignement de l'urbanisme dans les écoles d'architecture en France
Autor: Spanek, Héléna
Editor: Ediciones Universidad de Valladolid
Año del Documento: 1995
Documento Fuente: Ciudades: Revista del Instituto Universitario de Urbanística de la Universidad de Valladolid, 1995, N.2, pags.87-100
Resumen: El análisis que la profesora Spanék realiza sobre la enseñanza del urbanismo en las Escuelas de Arquitectura francesas atiende a dos realidades. Señala, en primer lugar, la existencia de distintos centros docentes en los que se imparten asignaturas relacionadas con el Urbanismo. Los Institutos de Urbanismo, donde se realizan estudios de ciclo corto (maestrías) de formación específica en Urbanismo, y complementarios a otras carreras universitarias; las Escuelas de Arquitectura, donde se obtiene el Dip1ôme par le Gouvernement o D.P.L.G., tras concluir los dos ciclos de que se compone la carrera; y por último, se encuentran una serie de facultades universitarias, tales como Derecho y sobre todo las Escuelas de Ingeniería, donde el Urbanismo se incluye también como parte de su formación, aunque sólo en los últimos cursos de carrera y como opción. Esta diversidad de centros de formación en Urbanismo es la causante de que los profesionales de este campo no constituyan un colectivo homogéneo!, situación que se apoya sobre un argumento de fondo: el debate abierto entre la Direction de l'Architecture et l'Urbanisme del Ministère de l'Equipement, du Logement et des Transports y la Direction des Enseignements Supérieurs del Ministere de I'Education Nationale. La participación de estos dos ministerios no es casual. Tanto los Institutos de Urbanismo como las Escuelas de Ingeniería y el resto de las facultades (Derecho, Económicas,... ) están integrados en la Universidad, por lo que dependen del Ministère de l'Education Nationale son las Escuelas de Arquitectura las únicas que se encuentran en la situación de depender directamente del Ministère de 1'Equipement., du Logement et des Transports. A partir de este debate los centros docentes relacionados con la disciplina del urbanismo se hallan ante un proceso de reforma que la mayoría de ./as Escuelas de Arquitectura ha iniciado ya. La confrontación tiene, además, una lectura paralela: el papel de ambos ministerios en la formación de los profesionales dedicados al urbanismo y en la misma estructura de los estudios que se han de realizar. En las Escuelas de Arquitectura la enseñanza del urbanismo gira en tomo a tres grandes ejes: adquisición de una cultura urbana, es decir, de los conceptos básicos relacionados con la ciudad -teorías y doctrinas, historia, economía, sociología ¿- dirigidos hacia una comprensión de la ciudad dentro de su entorno, de su territorio; conocimiento de los elementos de análisis urbano; y práctica del Proyecto Urbano. Esta enseñanza se estructura y organiza dentro de los veinte certificats de que consta la carrera: del C-1 al C-8 en 1er ciclo (cursos 1° y 2°) tras el cual se obtiene el Título de Arquitecto o Diplôme d'Etudes Fondamentales en Architecture, y del C-9 al C-20 en el 2° ciclo (cursos 3°, 4° Y 5°) con los que se obtiene el Título de Arquitecto; y varía según las Escuelas, pudiendo recibir básicamente dos enfoques. Uno, donde Arquitectura y Urbanismo no están disociados, las asignaturas de urbanismo persiguen la adquisición de una cultura urbana y la ciudad es un concepto más en la formación del arquitecto; otro donde Arquitectura y Urbanismo son disciplinas distintas, y donde la elección de asignaturas específicas en uno u otro campo debe realizarse ya en el 1" ciclo. A partir del 2° ciclo universitario comienza la formación especializada, a la que pueden acceder además profesionales con otro tipo de formación (abogados, economistas, geógrafos¿.) y que se realiza en distintas fases. La primera es la especialización de 3er ciclo universitario, que puede adquirirse por tres vías: realizando un D.E.S.S., tras el 2° ciclo de Arquitectura, Derecho, Ingeniería, ... ; a través de masters especializados, que imparten escuelas como la de Burdeos y a los que acceden preferentemente arquitectos, sin descartar no obstante otros profesionales que sin serlo, posean un expediente universitario decididamente orientado hacia el urbanismo; con un Certificat d'Etudes Approfondies en Architecture (CE.A.A.), que es un 3er ciclo específico de las Escuelas de Arquitectura. La segunda etapa la constituyen los seminarios sobre el Proyecto Urbano, organizados por las Escuelas de Arquitectura en colaboración con la Direction de l'Architecture et l'Urbanisme, y paralelamente los Proyectos de Investigación, que suelen realizarse de forma individual y dentro de las mismas Escuelas, y que cuentan además con la colaboración de organismos de investigación en Urbanismo o con la Universidad. El segundo argumento fundamental del análisis de la profesora Spanék se centra en la situación del arquitecto-urbanista en la práctica de la disciplina, propiciada por la misma formación del arquitecto, generalmente carente de toda visión global de los problemas urbanos fuera de una imagen en dos dimensiones. En palabras de la Profesora Spanék: "De hecho, en la escuela, las nociones de composición urbana raramente están fundadas en nociones de distribución y funcionamiento, y por 'ideas' basadas, fuera de una subcultura estética de arquitecto, en un realidad política y social", Por ello resultan infravalorados los conocimientos de viabilidad técnica y económica, cuya debilidad en sus propuestas e intervenciones "dibujadas" conlleva una falta de credibilidad de las imágenes producidas por los arquitectos. Por ello también, en los últimos años se ha producido un alejamiento de los arquitectos de la práctica del urbanismo al que han contribuido varios factores. Normativos, por el proceso de sobre-codificación del urbanismo reglamentario y profesional que en estos quince años se viene produciendo en Francia, y que ha favorecido la intervención de técnicos non "spatiaux", y por la reglamentación de la intervención de las figuras habilitadas para intervenir en la fase de ejecución de los trabajos, que separa de forma drástica el asesoramiento al maîtrise d' ouvrage -el maître d' ouvrage es una figura con responsabilidades más amplias que las del promotor- del papel del maître d'oeuvre, el director de obra, que puede ser hasta el mismo empresario; y en fin, a factores culturales, por el aislamiento de la formación de los arquitectos, lejos de aspectos legales, socia/es o de financiación, que se traduce en la realización de proyectos con una escala urbana más que realmente urbanos, y en conclusión en la demostración de una falta de cultura "urbana". Para concluir, la profesora Spanék plantea la urgencia de una reforma en los actuales planes de estudio que persiga dos objetivos fundamentales: procurar una formación de los urbanistas que responda a las demandas reales del urbanismo práctico; y hacer emerger una coherencia y una complementariedad entre las distintas formaciones, adecuándose a los cambios y evolución siempre presentes en una disciplina como el Urbanismo. Así que preguntas como ¿qué especialidades son las más adecuadas? ¿antes o después de qué formación común? ¿a partir de qué disciplinas? ¿con una orientación más o menos práctica? ¿qué perfil de profesional es el más adecuado? ... , deben encontrar una pronta y clara respuesta.
Materias (normalizadas): Urbanismo
ISSN: 1133-6579
Version del Editor: https://revistas.uva.es/index.php/ciudades/article/view/1796
Idioma: spa
URI: http://uvadoc.uva.es/handle/10324/10172
Derechos: info:eu-repo/semantics/openAccess
Aparece en las colecciones:Ciudades - 1995 - Num. 02

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción TamañoFormato 
CIUDADES-1995-2-ENSEIGNEMENT.pdf2,99 MBAdobe PDFThumbnail
Visualizar/Abrir

Este ítem está sujeto a una licencia Creative Commons Licencia Creative Commons Creative Commons

Comentarios
Universidad de Valladolid
Powered by MIT's. DSpace software, Version 5.5
UVa-STIC